Fiesta de San Juan en Barcelona

San Juan 2017 en Barcelona

Todos los 23 de junio por la noche se celebra la verbena de San Juan (o la revetlla de Sant Joan en catalán). Y sí, seguro están pensando en la fiesta de San Juan que se celebra los 24 de junio en nuestra querida selva peruana. Pues claro, y aunque las celebraciones sean algo distintas, San Juan es único.

¿Porqué lo celebran?

Por lo que he podido apreciar en las calles y playas, y como coincide con el solsticio de verano (aunque este año el día más largo fue el 21 de junio), forma parte de una costumbre ancestral en torno al fuego, y, por contrario a como se lea, también al agua.

El fuego ahuyenta a los malos espíritus. Por ello, no es de extrañar que esta noche del 23 veamos cientos de hogueras por casi toda la orilla del mar y en algunos barrios de la ciudad, y gente cantando y celebrando alrededor de ellas.

Y por su parte el agua tiene un efecto purificador. Por eso muchos también aprovechan para darse unos baños de medianoche (en la playa claro), a la vez que celebran… con unos cuantos traguitos de más 🙂

Recordemos que el 24 de junio nació San Juan Bautista, y la Iglesia Católica lo conmemora. Entonces también es una fiesta de guardar para muchos, pero después de lo que he visto en este San Juan 2017, para muchísimos más no lo es.

Lo bonito de San Juan

Y lo que me encanta de esta fiesta es que todos, es decir, familias, amigos, abuelitos, nietos, sobrinos, primos, etc. se reúnen en la playa, en torno al fuego y no se cansan de bailar y cantar. Así todos gozan JUNTOS.

Alrededor del fuego en San Juan

 

Los fuegos artificiales. No hay rincón de Barcelona desde el que no puedas verlos. Me recuerda a la época de navidad o fiesta de año nuevo en Perú.

Este año decidimos, mi novio y un par de amigas, recibir San Juan en la playa Ocata, dentro del municipio de El Masnou, a 10 minutos en coche desde Barcelona, rumbo norte. Me encanta ir al chiringuito “Dreams”, del cual ya hablaré en otro post, pero voy adelantando que la comida es exquisita y luego la juerga se arma bien.

Toda la orilla del mar se veía adornada de hogueras, y claro, los infaltables fuegos artificiales. Aquí una pequeña prueba de ellos, y cuando ya eran aproximadamente las 2am, los fuegos artificiales no paraban. Cabe recalcar que chicos y chicas de todas las edades hacen una buena inversión para poder comprarlos en establecimientos autorizados que se reparten por toda la ciudad.

Los conciertos en la playa. Como verán, todo gira alrededor del agua, y qué mejor ocasión que festejar a orillas del mar. Estas son cosas que siempre pedía a gritos cuando vivía en Perú. Conciertos sencillos y bajo estrictas normas de seguridad, en la playa, y ¡¡gratuitos!!

Concierto en la playa Ocata

 

Lo malo de San Juan

No sé ustedes pero yo no tolero el sonido de los petardos al hacerlos estallar. En Perú los llamamos “cuetones” o también “rata blanca”. El hecho es que es algo insoportable el tener que escuchar a cada instante del día 23 (o inclusive desde el día 21 y 22), y como podrás imaginar aún más por la noche, el estruendoso repicar de estos petardos.

Esto no se detiene el 24, sino casi toda la semana siguiente pero ya con menos frecuencia. Entonces lo que recomiendo para el siguiente año, si deseas visitar Barcelona en esta época, tener muy en cuenta esto y estar prevenidos. El olor a pólvora en la ciudad es constante. No tengo la evidencia en vídeo pero lo pueden buscar en internet y sabrán a qué me refiero.

Como verán, esto es lo único malo, para mí, de las celebraciones en San Juan. Quizás para muchas personas no lo sea, y si es así, ¡pues ya tienen varias razones para no perderse esta mágica y divertida fiesta! ¡Agéndenlo!

Si desean más info, recomiendo este link de “La Meva Barcelona”.

Navidad en Barcelona y estás lejos de casa

Navidad en Barcelona

El mes de Diciembre alegra a muchas personas, y a otras, las entristece por algún motivo específico. Si eres de aquellas que se entristece por estar lejos de su país, familia y amigos, pues aquí te doy varios motivos para “desviar”, de alguna manera, esa tristeza que te puede inundar en estos días: las tradiciones de Navidad en Barcelona.

¿Qué ver antes de la llegada de la Navidad?

Cuando llegó diciembre del 2014, me sorprendió una Barcelona iluminada con esas bellas luces alusivas a la Navidad, decorando varias calles y avenidas principales de la ciudad condal.

Via Laietana iluminada por Navidad en el 2014
Via Laietana iluminada por Navidad en el 2014

Este año 2016 no han decorado la Via Laietana (escrito en catalán) pero sí que lo han hecho en varias de las calles más conocidas. Por ejemplo, el 24 noviembre se realizó el encendido de luces de Navidad con un show pequeño y bonito en la Avenida Paral•lel, organizado por el Ayuntamiento de Barcelona. Aquí el vídeo:

Otra cosa por hacer es visitar una de las ferias navideñas más emblemáticas de la ciudad, la cual te hará sentir acogido, y es el caso de la Fira de Santa Llúcia (Feria de Santa Lucía en castellano), ubicada en plena plaza de la Catedral de Barcelona.

Fira de Santa Llucia
Fira de Santa Llucia

Puestos de venta en la Fira de Santa Llucia
Puestos de venta en la Fira de Santa Llucia

¡Esta feria conmemora este año su 230 aniversario! Razón indiscutible para visitarla, y sólo estará abierta hasta el 23 de diciembre. Aprovechando las cosas típicas que vi en ella, te contaré de dos tradiciones navideñas catalanas muy bonitas y, porque no, graciosas.

El Caga-Tió

El Tió de Nadal (Nadal en castellano significa “Navidad”) es una criatura imaginaria de Cataluña (aunque también se celebra en Aragón como “La Tronca de Nadal”) que no es más que un tronco, pequeño o grande, adornado con dos “patas delanteras” de madera, una carita feliz, una barretina (gorro tradicional catalán) y una manta.

Tió de Nadal
Tió de Nadal

La tradición cuenta que cada 8 de diciembre se coloca un tió de Nadal en casa y tapado con la manta, “para que no tenga frío”, y se le va “alimentando” con frutos secos, frutas frescas, agua y demás cosas pues, cuanto más lo alimentes, más regalos te dará al final. Éstas se guardan debajo de la manta y luego desaparecen (mamá y papá tienen que ser muy cuidadosos para que los niños no se den cuenta de que ellos las han retirado, y crean que el tió se las comió).

Llega la Noche Buena o el día de Navidad, y es cuando los niños “hacen cagar al tió”, golpeando al tió con un pequeño bastón, y así les pueda dar turrones, avellanas y demás caramelos o bombones. Al mismo tiempo que golpean el tió, cantan varias canciones dedicadas a él, como por ejemplo:

Caga tió,
caga torró;
si no et daré
cop de bastó.

Que traducido al castellano, del catalán, significa:

Caga tió, caga turrón; sino te daré un golpe de bastón

Ya podrán entender que los niños se la pasan de maravilla con esto, pues, hay que “hacer cagar al tió” hasta que te dé los dulces o pequeños regalos que pediste. Claro, los padres se llevan el Óscar a la mejor actuación de sus vidas tratando de distraer a los niños para poder colocar lo que piden debajo de la manta :).

Para que tengas una idea de lo que estoy contando, mira este vídeo del caga-tió que encontré en YouTube.

El Caganer

Esta otra tradición catalana, y valenciana, trata de un pequeño muñequito que se coloca en el nacimiento o “belén”, escondido entre unos arbustos. ¿Y por qué escondido? Pues porque está “cagando”.

Puesto de venta de Caganers
Puesto de venta de Caganers

Generalmente se ve a un campesino vestido con la indumentaria tradicional catalana defecando, sin embargo actualmente, se venden versiones de políticos, jugadores y cualquier personaje famoso que posará “en esta alegre posición” :). Por cierto, yo ya me regalé un “Trump” cagando 🙂

Caganers
Caganers

No se sabe a ciencia cierta la razón por la cual deba “estar cagando”, pero cuentan algunos que, tradicionalmente, las heces del campesino fertilizan la tierra, en señal de prosperidad para el siguiente año.

¿Qué más vas a ver en este feria de Navidad?

Adicionalmente a los puestos de venta de objetos típicos, también vas a encontrar puestos de pequeños artesanos que venden pesebres, pequeños árboles para adornar tu casa y todo tipo de “regalos” hechos a mano.

Pesebre
Pesebre

 

¡Puesto de venta de muérdago para la buena suerte!
¡Puesto de venta de muérdago para la buena suerte!

 

Árboles de Navidad (Abies)
Árboles de Navidad (Abies Nordmanniana ), son naturales.

Así que ya sabes, no estés triste. Si recién has llegado a Barcelona, sal de tu casa, y piérdete en el centro (claro que con tu gps en el móvil, consejo personal). Sumérgete en estas tradiciones. Observa con detenimiento cómo decoran sus casas y comercios, ya que, de alguna manera, sentirás que esa tristeza se “distraerá”.

Finalizo con una canción que adoro y que transmite todo lo que quiero decirte en este artículo. Fins ara!

Todos los Santos en Barcelona

El 31 de octubre: previo a Todos los Santos

Cuenta la leyenda que la noche anterior a Todos los Santos, cuando se comía una castaña (castanya en catalán) una alma era liberada del purgatorio. Lo cierto es que, en esta época del año se celebra “La Castanyada“, íntimamente ligada a Todos los Santos y que, en algunas zonas del centro y algunos barrios de la ciudad, aparecen las “castanyeras” listas para tostar las castañas y los boniatos (camotes en Perú).

 

La Castanyera
La Castanyera

Mi novio relata que lo que recuerda de niño sobre esta tradición, era el acercarse a las castanyeras (señora mayores que usaban un pañuelo grande en la cabeza y faldillas largas) a calentarse por el frío del momento (en esa época sí hacía mucho frío…el cambio climático todavía no estaba en todo su esplendor) y dejar que ese olor característico de la castaña tostada te envuelva e invitara a comerla con más gusto. Eran otros tiempos.

Se dice que esta tradición estaba muy ligada a Todos los Santos porque era una celebración dedicada a los muertos, como una “comida funeraria”. Por eso antiguamente se celebraba el mismo día 01 noviembre. Actualmente se ha desplazado al 31 de octubre como un acto de vigilia o simplemente para pasar una tarde bonita entre familiares y amigos.

Castañas tostadas
Castañas tostadas

 

La Castanyera actual - Peruana en Barcelona
La Castanyera actual – Peruana en Barcelona

 

Adicionalmente a las castañas, también se degustan boniatos (horneados son buenísimos) y, en las tiendas de dulces o panaderías, se ofrecen los famosos “panellets“, dulces elaborados a base de una masa de almendra y azúcar recubiertas de frutos secos. Los más solicitados y más costosos son los recubiertos de piñones (que deriva del pino piñonero), pero también los encuentras en otras presentaciones y sabores.

Panellets
Panellets

Panellets y más dulces
Panellets y más dulces

 

Antes de que me preguntes si celebran Halloween aquí, te digo que sí, lo celebran tan igual que en Perú, con muchas fiestas de disfraces y niños caminando por las calles disfrazados y pidiendo caramelos.  Así que mejor continuamos con la fiesta local 🙂

El día central: 01 noviembre

Siempre me pregunté de dónde provenía esta tradición, pero ahora lo sé. Fue la misma Iglesia Católica quien instauró dicha celebración a raíz de la Gran Persecución de cristianos ordenada por el emperador romano Diocleciano. Hubo tanto mártires, conocidos y desconocidos, que la Iglesia Católica fijó un sólo día para conmemorarlos. Recién a partir del siglo IX, el Papa Gregorio IV se encargó de extender esta festividad por toda la iglesia.

Es así como hasta ahora en muchas partes del mundo se llega a celebrar con mucha devoción y respeto. Aquí en España, así como en Perú y otros países, las personas también van al cementerio a visitar las tumbas de sus seres queridos, rezarles y decorar sus nichos con flores. Muchas prefieren ir los días previos para evitar la aglomeración de gente dentro del recinto y claro, que sus seres queridos reciban este día muy bien adornados.

¿Qué hice este día? Pues visité uno de los 9 cementerios más emblemáticos de la ciudad de Barcelona, no sólo por ver similitudes con los de Perú, sino también por ver su “paisaje arquitectónico”: el de Poblenou.

Cementerio de Poblenou
Cementerio de Poblenou

 

Ya me me habían hablado de su estilo “neoclásico” pero quería verlo en vivo y en directo.  Fue inaugurado en el año 1775, pero no sería hasta el año 1819 que se promoviera su construcción de acuerdo al proyecto neoclásico del arquitecto italiano Antonio Ginesi. Al ingresar al cementerio vas a ver los pabellones normales de nichos construidos recientemente o del siglo pasado y algunas esculturas y panteones de estilo neogótico.

Uno de los pabellones principales
Uno de los pabellones principales

 

Intersección de las dos calles principales. Al fondo, monumento a las víctimas de la fiebre amarilla año 1821.
Intersección de las dos calles principales. Al fondo, monumento a las víctimas de la fiebre amarilla año 1821.

 

Panteón de estilo Neogótico (año 1881)
Panteón de estilo Neogótico (año 1881)

 

Escultura sobre una de las tumbas del sector de pabellones
Escultura sobre una de las tumbas del sector de pabellones

Pero es en la parte final del cementerio donde está la parte más interesante, la del estilo Neoclásico. Durante la hora y media que dura el recorrido (que también puedes demorar más si eres de lo que te fijas en los detalles de construcción de las sepulturas antiguas) te deslumbras con tan bonitas esculturas y panteones, y claro, a la vez te hace reflexionar sobre “lo que te llevas” y “lo que dejas” en este mundo.

Al culminar dicho recorrido, es inevitable pasar por la famosa tumba de la familia Llaudet, en donde se encuentra la escultura de “El Beso de la Muerte”. Su epitafio dice lo siguiente (traducido del catalán al castellano):

“Más su joven corazón no puede más;

en sus venas la sangre se detiene y se hiela

y el ánimo perdido con la fe se abraza

sintiéndose caer al beso de la muerte” 

Si deseas visitar este cementerio, puedes visitar su web. Fins ara!

Neoclásico
Neoclásico

 

Neoclásico
Neoclásico

 

Neoclásico
Neoclásico

 

Neoclásico
Neoclásico

 

Neoclásico
Neoclásico

 

Neoclásico
Neoclásico

 

Hasta la muerte con mi club :)
Hasta la muerte con mi club 🙂

 

El Beso de la Muerte en el Cementerio de Poblenou
El Beso de la Muerte en el Cementerio de Poblenou