Sant Jordi 2017

Romántico Sant Jordi

Leyenda

Cuando recién llegué a Barcelona, me contaron varias historias sobre por qué los catalanes celebran el romántico Sant Jordi, un 23 de abril de todos los años. Pero me quedo con la mágica, con la del dragón, el caballero y la princesa. Y fue en mis clases de catalán donde, en un audio tan limpio, la escuché y quedé encantada, como si fuera una niña otra vez.

Había una vez un reino donde todos sus pobladores vivían tranquilamente junto a sus reyes y princesa. De pronto un día, apareció un dragón malvado aterrorizándolos. Fue así como para apaciguar su hambre, todos acordaron ofrecerle ovejas, cada día. Sin embargo, las ovejas se acabaron. Así que acordaron algo más macabro. Todos los días harían un sorteo entre todos los habitantes del reinado, incluyendo la familia real, y escoger a una persona para ofrecerla al dragón.

Y un día le tocó a la princesa. Los reyes lloraban desesperados pero no podían dar marcha atrás. Felizmente, justo en el momento que el dragón iba a devorarla, apareció un noble caballero quien, con una lanza muy larga, lo hirió de muerte en el corazón. Sorprendentemente, de la sangre derradamada, brotaron muchas rosas. El caballero cogió una de ellas y se la dio a la princesa en señal de amor, y se fue.

Es por esto que, como tradición, el hombre regala una rosa a la persona por la que siente algo muy especial, y por el contrario, la mujer, regala un libro. (Lo del libro hasta ahora no me queda claro, pero pueden tener más info aquí)

¿Qué sucede en Barcelona?

¡Chica¡ Si te olvidaste de comprarle un libro a la persona que más quieres, y se te ocurre hacerlo el mismo día de Sant Jordi en Barcelona… pues ahora te cuento lo que te vas a encontrar.

Multitud de gente en La Rambla

Esta foto fue tomada en La Rambla, uno de los puntos turísticos más importantes y visitados por muchísimos turistas, y claro, es el lugar perfecto para aprovechar en vender libros y flores. Desde un extremo a otro, aproximadamente puedes demorar en caminar una hora y media, no porque sea larga, sino por toda la cantidad de compradores de última hora, románticos o también curiosos que se acercan a comprar o a gozar de este día.

En cada esquina del centro y barrios de Barcelona encontrarás pequeños puestos de venta de rosas y/o libros como este:

Puesto de venta pequeño de flores

Pero también encontrarás grandes puestos de venta como este:

Puesto de venta grande de libros

Hay de todo y para todos los bolsillos.

Debo ser sincera. Yo olvidé comprarle un libro a mi novio, así que a manera de excusa para ver cómo se vivía esta “fiesta” en la ciudad, le pedí me acompañara a algunas librerías y así él pudiera escoger su libro. Craso error. La librería a la que fuimos estaba infestada de gente, pero ya no había marcha atrás. Entonces mi consejo para tu siguiente Sant Jordi en la ciudad condal es comprar con mucha anticipación.

En cuanto a las rosas, siempre las va a encontrar, pues los puestos de venta se reparten por toda la ciudad. Los arreglos florales que he visto desfilar por las calles son increíbles. Y esto es lo bonito de este día. Muchas parejas caminando felices, uno con su libro y la otra con su rosa o gran ramo de rosas.

Lugares emblemáticos como la Casa Batlló también “se visten” de rosa 🙂

Casa Batlló en Sant Jordi 2017

¿Qué más?

Ese mismo día, y antes de ir al centro de Barcelona, decidimos ir a Montgat, pues aquí, como en otros pueblos, habían muchas más actividades por Sant Jordi.

Una de ellas, y la que siempre quise ver de cerca, era un castell, o castillo humano formado por los famosos “castellers“. Éstos son un conjunto de personas que comparten este mismo objetivo. El siguiente vídeo se los cuenta tal cual:

Finalmente, y como para recordarte nuevamente lo que “no debes hacer”, me despido con un pequeño vídeo de lo vivido en La Rambla y Plaza Cataluña aquel 23 de abril del 2017. Feliç Sant Jordi!

Fins ara!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *