Fiesta de Santa Eulalia

¿Quién es Santa Eulalia?

Aunque existan todavía varias dudas sobre su vida, lo cierto es que Santa Eulalia es muy querida en Barcelona. Copatrona de ésta, junto a la Virgen de las Mercedes, o La Mercè, su festividad es considerada “La Fiesta Mayor de Invierno” de la ciudad. Es entre los días 10 y 12 de febrero. Vamos a conocer un poco de su leyenda…

En el año 304 D.C., el emperador Diocleciano envió a Barcelona al gobernador Dacià para cumplir la misión de perseguir y someter a todo cristiano en la península Ibérica. Al enterarse de esto, una niña de tan sólo trece años, llamada Eulalia, decidió hacer frente al gobernador, explicarle el motivo de su fe, al igual que el de muchos seguidores, y que no iba a renunciar a ella.

Entonces Dacià, furioso por tal atrevimiento ante el Imperio Romano, mandó a la niña a sufrir tantas torturas como años de edad tenía. Fue azotada por las calles de la ciudad, flagelada, golpeada con garfios, le rociaron aceite hirviendo sobre sus heridas en el cuerpo, entre otras terribles torturas. Finalmente murió crucificada en la cruz, y mientras intentaban quemarla, su alma salió de su boca en forma de una paloma blanca.

Fue enterrada pero quedó en el olvido hasta el año 877 cuando encontraron su cuerpo en la Iglesia Santa María del Mar para luego ser reubicada en la Catedral de Barcelona. Es así como a partir de este momento esta gran niña fue considerada como heroína entre los cristianos de la ciudad y se popularizó su devoción. Fue canonizada y posteriormente nombrada patrona de Barcelona.

¿Por qué es copatrona con la Virgen de “La Mercè”?

Cuenta otra leyenda -cómo me encantan las leyendas de esta ciudad- que cada vez que se celebra la fiesta de la Mercè el 24 de setiembre, casi por coincidencia, cae una lluvia fuerte. Dicen que es Santa Eulalia, llorando porque pierde protagonismo y se siente triste pues ella fue la primera patrona de Barcelona.

Esa es la leyenda, pero lo cierto es que Santa Eulalia sí fue la patrona de Barcelona hasta 1868. En este año nombraron a la Virgen de la Mercè como patrona oficial de la ciudad. Los motivos ya los detallé en mi publicación sobre la Fiesta de la Mercè 🙂

Algunos devotos de Santa Eulalia estaban desconcertados durante dicha ceremonia, y reclamaron a pedradas ante las autoridades presentes. Fue así como ante esta situación, Santa Eulalia fue nombrada copatrona de Barcelona.

Ahora, ya que estamos ubicados en el tema histórico, vayamos al grano.

Celebración

Desde el día 10 de febrero hasta el 12, día central, se realizan una serie de actividades. Me encantaría ser un pulpo y poder cubrir todas. Sólo contaré sobre aquellas a las que fui, pues también depende del tipo de actividad que disfrutan más. Recuerden que son los niños los protagonistas en esta festividad. Eulalia era una niña.

Exhibición de las gigantas y gegantones

El viernes 10 de febrero fui al Palau de la Virreina donde estaban siendo exhibidas las gigantas y gegantones de todos los barrios de Barcelona. En especial de “la gegantona Laia” de Barcelona, representando a aquella niña de 13 años de la que hablábamos al comienzo de esta publicación.

Santa Eulalia

Las Gigantas y Gegantones de Barcelona que sólo por esta fiesta se hacen llamar “Laies”

Geganta petita del Pi

Todas ellas saldrían en su recorrido el día central, el 12 de febrero, partiendo desde la plaza Sant Josep Oriol, en pleno centro de la Ciutat Vella.

Espectáculos de luz

Durante estos 3 días, el barrio Gótico y el Born derrochaban espectáculos de luz dentro de sus patios más emblemáticos durante la noche, algunos novedosos y modernos, y otros clásicos y sumamente artísticos. Dichas creaciones fueron realizadas por artistas de la luz de reconocido prestigio, junto a alumnos de las escuelas de arte, diseño, iluminación y arquitectura de esta ciudad.

El primero en destacar es el ya clásico mapping sobre la fachada del ayuntamiento de Barcelona:

Continué caminando por el Gótico en dirección hacia la Catedral, y me di con la sorpresa de esta puesta en escena del “Temps-passa-temps-passa“, que en castellano significa “El tiempo pasa, el tiempo pasa”. Era un llamado a la reflexión de lo que hacemos con nuestro tiempo, de disfrutarlo a tope porque “pasa”. Este mapping sobre la fachada de la Casa de l’Ardiaca (sede del Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona, o archivo histórico de la ciudad de Barcelona) también se realizó con motivo de la celebración del centenario de su creación. ¡Motivo para hacer una visita a este centro!

Mapping sobre la fachada de la Casa de l’Ardiaca

La Fuga

ADN_BCN

 

 

Elogi de l’ombra o Elogio de la sombra.

BO8 espectáculo que evoca la llegada de la civilización romana y la construcción de la nueva Barcino (nombre antiguo de Barcelona)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego decidí irme hacia el barrio del Born, y me topé con el “Foc de llar” que en castellano significa “Fuego de hogar”. Fue realizado por la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona. En este simbolismo transmiten dos cosas, el triunfo del consumismo representado en un cochecito de supermercado, y a la vez, todo lo que una persona sin hogar puede llevar en él, pues ha renunciado al “progreso inhumano del capitalismo”.

Foc del llar o Fuego del hogar

Y fuera del Mercado del Born vi esta belleza:

Plaça Comercial, fuera del Mercado del Born

Actividades adicionales

El Ball de l’Àliga o baile del águila en la iglesia Santa María del Mar

En las tardes me dediqué a observar dos eventos muy típicos en estas festividades: el de los “correfocs” o correfuegos en castellano y “els batecs de la Laia” o los latidos de Laia, conformado por un grupo de entusiastas bateristas, niños y adultos que disfrutan al son de la música, generalmente de una batucada, ¡la cual adoré!

En la noche del sábado, fui a la Catedral a ver un espectáculo de danza en el que escenificaban a la niña Eulalia y sus terrible torturas, en la cual destacaron su delicadeza y a la vez fortaleza. Fue una noche mágica dentro de tan maravilloso recinto pues la música también me envolvió al ritmo de la danza de Laia.

Espectáculo de danza de Eulalia

Fin de la danza de Eulalia en la Catedral de Barcelona

Y ya el día domingo en la tarde asistí a la última actividad, el tan mencionado desfile o recorrido de las Laias partiendo desde la Plaça de Sant Josep Oriol, pasando por la calle dels Banys Nous (en la plaza de la Catedral) y culminar en la clásica Plaça Sant Jaume.

Me despido con una última foto que me gusta mucho. Este último recorrido de las Laias perdiéndose por entre la multitud de seguidores fieles a sus tradiciones. Tan igual como en mi Perú. Fins ara!

Recorrido de las Laias por entre la multitud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *