El teleférico de Montjuic

¡Montjuic!

Hablar de la montaña de Montjuic es hablar de innumberables cosas y experiencias bonitas reunidas en un solo lugar.

Por ejemplo, están las fuentes de agua que se iluminan y forman un espectáculo bello a partir de las 6pm todos los días, con música clásica incluida. También se ubica el Museo Nacional de Arte de Cataluña y sus bonitas vistas a la ciudad, al igual que desde el Castillo (o Castell en catalán) de Montjuic.

Del otro lado de la montaña está el Poble Espanyol, el Museo Olímpico y del Deporte, el Estadio Olímpico Lluis Companys (¿te acuerdas, o has escuchado, de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, su mascota Cobi y el arquero que lanzó la flecha con fuego hacia la antorcha olímpica gigante?, pues aquí se desarrolló todo eso), entre otros.

Sería explayarme mucho, y creo que cada una de las atracciones mencionadas formarán parte de varias publicaciones en este blog. Ahora hablaré sólo de una que me encantó y que siempre quise hacerlo.

“El Teleférico de Montjuic”

Llevaba un año y medio viviendo en Barcelona, y todavía no subía al teleférico a pesar de que prometía ir “este fin de semana“. Fue así como, aprovechando la llegada de una amiga de Perú, decidí “hacer de guía turístico” con la excusa de subir de una buena vez a esta “atracción”.

Tomamos el funicular -si, también era la primera vez que subía a uno -ubicado en la estación de metro de Paral·lel (Línea 2 y/o Línea 3). Aproximadamente sale cada 5 minutos hacia la base de la estación del teleférico “Parc Montjuic”. Puedes usar el mismo ticket de metro con el que llegaste a la estación de Paral·lel, no te contará como un viaje nuevo, a menos que llegues caminando y recién entres a la estación.

Una vez en el Parc Montjuic, entras a la base del teleférico y compras tu ticket, puede ser de ida y vuelta o sólo ida. Nosotras compramos el de ida y vuelta porque ¡queríamos admirar el paisaje desde la cabina por partida doble!

Tienes la ciudad y el mar casi a tus pies. Es muy divertido. Sólo pueden subir máximo 4 personas. Si bajas en la siguiente estación, te espera una pequeña subidita hacia el Castell de Montjuic, al cual no entramos por tiempo pero ya lo haré pronto. Y si bajas en la tercera y última estación, llegarás al Mirador de l’Alcalde, desde donde podrás tener muy bonitas vistas de la ciudad y del puerto de Barcelona. ¿Qué esperas?

Más información sobre el teleférico y compra de billetes en la página del teleférico de Montjuic. Fins ara!

 

Vista desde el teleférico
Vista desde el teleférico

 

Vista al mar y parte de la ciudad desde el telérico
Vista al mar y parte de la ciudad desde el teleférico

 

Mi amiga en el teleférico
Mi amiga en el teleférico

 

En el teleférico - Peruana en Barcelona
En el teleférico y llegando al Castillo de Montjuic

 

Castillo de Montjuic
Castillo de Montjuic

 

Puerto de Barcelona
Puerto de Barcelona visto desde el lado derecho del Castillo de Montjuic

 

Vista al puerto de Barcelona desde el lado del Castillo de Montjuic
Vista de la otra parte del puerto de Barcelona desde el lado derecho del Castillo de Montjuic

 

Vista del Teleférico de Montjuïc cerca del Mirador del Alcalde
Vista del Teleférico de Montjuïc cerca del Mirador del Alcalde

Un comentario sobre “El teleférico de Montjuic”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *