Comida peruana en Barcelona parte 1

Extrañando la comida peruana

Si recién has llegado a Barcelona seguramente todavía no te hará falta, pues ¡la comida mediterránea española es simplemente buenísima! Sin embargo, si ya llevas un cierto período de tiempo aquí, en el que tu cuerpo y alma pide a gritos ese “saborcito casero” de nuestra comida peruana,  pues te sugiero leer lo que sigue a continuación.

¿Sabías que sólo en Barcelona existen alrededor de 70 restaurantes peruanos? ¿Tantos? Pues si. Y me preguntarás cuál es mi fuente, cómo obtuve esa cifra. Fue fácil pero me llevó un buen tiempo revisar cada publicación en redes sociales y en Google sobre blogs y eventos gastronómicos en los cuales siempre está presente la comida peruana. Así que tranquilo, ya no extrañarás tanto.

Vamos al grano…

He creído conveniente dividir las visitas en publicaciones de a dos o tres restaurantes y así poder explayarme con todo (si, ¡mi reto es visitar todos!). Por eso la publicación de hoy se llama “Comida Peruana en Barcelona parte 1”.

Hoy hablaré de dos restaurantes peruanos. Uno al que recién fui la semana pasada y otro al que ya he ido varias veces.

Restaurante Lima Limón

Ubicado en la calle Roselló 361, este restaurante me sorprendió porque justo dio en el clavo del gusto, y en el momento preciso, cuando buscaba algún menú que incluyera “La Chanfainita”.

¡Qué ocurrente con la Chanfainita! Pues si, me encanta. Y, por si fuera poco, de entrada tenían “Choritos a la Chalaca”. No lo pensé más y corrí al restaurante antes de que se acabara el menú.

Interior del restaurante Lima Limón en Barcelona
Interior del restaurante Lima Limón en Barcelona

Para mis amigos lectores que desconocen estos dos platos típicos peruanos, no tan conocidos mundialmente como el ceviche, aquí te cuento de qué están hechos:

Los choritos a la chalaca son los mejillones, que después de hervidos, se sirven con cebollita y tomate picados en cuadritos, maíz, culantro (cilantro en España), limón y un toque de ají amarillo y rocoto (aquí en España no usarán éstos dos últimos porque la gente no está acostumbrada a comer picante, así que lo puedes pedir aparte). Lo cierto es que, ¡estaban muy buenos! Creo que estaban bañados en leche de tigre, por eso el aspecto medio rosadito o cargado (un toque diferente a los que he probado en Lima)

Choritos a la Chalaca
Choritos a la Chalaca

La Chanfainita, cuyos orígenes son españoles, está hecha sólo del bofe (o pulmón) de la res o cordero, acompañado de papitas (patatitas en España) picadas, y una salsa picante elaborada con ají amarillo y ají panca. En cambio aquí en España, conocida como La Chanfaina, suele estar hecha de carne de cordero. Aunque investigando en internet, en zonas de Extremadura también la preparan, adicionalmente al bofe, con hígado, corazón y demás vísceras.

Esto sí lo comí con un gusto… y es que hace mucho tiempo que no lo probaba. Me gusta sobre todo por la salsa picante con la que viene cocinada.

Chanfainita
Chanfainita

Y el postre… una tarta de arándanos, cuya nata sentí más que los arándanos, pero estaba buena.

Tarta de arándanos
Tarta de arándanos

Fueron muy amables, tanto la moza como el dueño del restaurante presente ahí, siempre consultando si todo iba bien. ¡Les dije que estupendo!

Precio del menú: 9.95€ (incluye bebida y postre)

Más info aquí

Restaurante “Café Ninoska”

Este restaurante, ubicado en avenida Icaria 131, es uno de mis preferidos en Barcelona pues cuando pides a la carta, las raciones son bien generosas y tienen ese toque de sabor casero que tanto añoro. Además, ¡sus tamales de maíz son enormes y riquísimos! ¿Por qué se llama Ninoska? Porque la dueña se llama así 🙂 punto.

Café Ninoska
Café Ninoska

Interior del Café Ninoska
Interior del Café Ninoska

Las veces que he visitado este restaurante, presente en Barcelona desde 1993, han sido en las noches con mi novio y amigos. Pero hoy es la primera vez que lo visito a la hora del almuerzo. Felizmente fui a las 2:40 pm cuando ya bajaba un poco la cantidad de comensales. Si hubiera venido a las 2pm creo que hubiera tenido que esperar, así que recuerda, trata de venir a la 1 pm. Sugiero.

Mi plato estrella aquí es el Ají de Gallina, pero vine por otra cosa que se me antojó desde hace ya mucho tiempo. Un rico Menestrón. El predilecto para esos días fríos y lluviosos. Fueron tan amables que la semana pasada les pregunté si lo podían poner en el menú de hoy, y accedieron. ¡Yo estaba feliz! ¡Y sólo era la entrada!

¿Qué es el Menestrón? Es una sopa elaborada a base de carne de res cocida, mezclada con diferentes verduras, sobre todo la albahaca y espinaca, y fideos canuto o cualquier otor fideo grueso. Se dice que el origen es italiano (porque el nombre viene de la palabra italiana “minestrone”), pero lo cierto es que riquísimo.

Menestrón
Menestrón

El que probé aquí estaba muy bueno. Ni bien sentí el aroma de la albahaca en el plato, ya era feliz. Y la carne super suave, sin ningún nervio. Lo único que faltó para mi gusto personal es el choclo (maíz en España)

De segundo habían varias opciones pero como llegué tarde, sólo alcance a la tortilla de calabacín y champiñones, la cual no me provocaba mucho, pero ni bien la probé, estuve más feliz.

Tortilla de calabacín y champiñones
Tortilla de calabacín y champiñones

Y para cerrar, de postre escogí la tarta Tres Leches. Se veía empalagoso pero cuando lo probé, tenía el punto óptimo de dulce. Muy rico.

Tarta Tres Leches
Tarta Tres Leches

Sucedió algo bien curioso. Hablando con la dueña al momento de pagar, la moza que me había atendido tan amablemente escuchó que le comentaba a doña Ninoska sobre mi blog y entonces me preguntó si yo era la que escribía. Le respondí que sí. A lo cual me dijo que lo había leído y que le gustaba. Como comprenderán esto me hizo puso muy contenta 🙂

Precio del menú: 10.20€ (incluye bebida y postre)

Más info en su web

¿Qué tal te pareció el artículo? ¿Ya te dio ganas de comida peruana? Pues ya sabes dónde ir. Fins ara!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *