NIE/TIE Estudiante en España

NIE y TIE, ¡¿qué son?!

Unos 3 meses antes de llegar a Barcelona ya estaba planeando mi trámite de visa de estudiante español. Al principio se te hace un mundo a la hora de conseguir documentos en la universidad, el ministerio de relaciones exteriores, asamblea nacional de rectores, etc., pero una vez encaminado, no hay quién te pare. Sin embargo, llegando a Barcelona, seguirían los trámites 🙁 pues debía obtener el famoso TIE o “tarjeta de identidad del extranjero“, que a la vez contiene tu NIE o “número de identidad del extranjero” de estudiante en España. Como comprenderán, me sentía totalmente perdida. Tenía amigos que me decían una cosa, y otros, la contraria. Buscaba ayuda en internet y haciendo un promedio de todas las consultas, pude obtener la tan ansiada tarjeta y respirar tranquila.

Sé que eran otros tiempos -año 2014- sin embargo te voy a contar cómo hice todo el proceso y si en algo ha cambiado éste, amable lector, me gustaría que lo comentes y así ayudar a más chicos y chicas que necesitan obtenerla 🙂

En Perú:

Pides la cita a través de la página web del Consulado de España en Lima y procura tener los documentos desde antes de solicitarla, pues es posible que te den la cita en pocos días. En mi caso fue en 2 semanas. Y digo que son pocos días porque la cantidad de documentos que te piden es generosa.

Una vez que entregas los documentos el día de tu cita, tarda aproximadamente de 3 semanas a un mes en tener el resultado. Tienes que hacer seguimiento en el link que el mismo consulado te da. Si faltara algún documento, tienes que pedir una nueva cita pero ya tu proceso está iniciado, no te preocupes.

Lo que te darán y figurará en tu pasaporte es una visa por 90 días. En ella ya verás tu NIE. Por lo tanto, cuando llegues a Barcelona, es necesario realizar los trámites para la obtención de tu TIE.

En Barcelona:

Ni bien te instales en tu nueva casa o departamento (piso), debes empadronarte en el ayuntamiento de tu distrito, no en el de Barcelona. En mi caso fue el ayuntamiento de Sant Martí. Si digo “ni bien te instales” es porque el tiempo que te dan entre que llegas a España y el día que logras sacar la cita, no debe exceder de un mes. Lleva tu pasaporte y una copia de éste, un recibo de algún suministro de luz o agua y el contrato de arrendamiento del piso (en caso lo estés alquilando, pero si estás viviendo con algún familiar español o amigo español, sólo es necesario que lleves la copia del DNI de éste). Te dan el papel de empadronamiento en el momento, suele ser rápido.

Hecho esto, ya puedes sacar tu “cita previa” en la página web de la Subdelegación de Extranjería para la toma de huella para la expedición de tu TIE. Todos los documentos y tasas a pagar también están en dicha página. Si vives en Barcelona, lo más probable es que te toque ir a la comisaría de la rambla Guipúzcoa (está ubicada entre las estaciones de metro Bac de Roda y Sant Martí, línea 2 o morada). Te tomará aproximadamente entre 1 a 2 semanas para que te den la cita, dependiendo de la temporada en que lo hagas. Yo lo hice en septiembre y salió rápido, pero ha habido casos de gente que solicitaba esta cita para la comisaría de Guipúzcoa en enero, y se las daban a fines de febrero o marzo.

Una vez hecha la toma de la huella, debes esperar aproximadamente un mes para que puedas recoger tu TIE. Esto será en la oficina de extranjería de Calle Mallorca, esquina con Enric Granados.

Espero que esta información sea de utilidad para todos ustedes. ¡Si tienes alguna duda, deja un comentario en esta publicación y te responderé en el menor tiempo posible! Fins ara!

 

NIE esudiante
TIE Estudiante España

2 años en Barcelona

¡Qué rápido pasa el tiempo!

El 11 de septiembre cumplí 2 años en Barcelona, en mi nuevo hogar, lejos de mi Piura linda o “Piuradise” como la llaman mis paisanos. Muchos se preguntarán por qué decidí dejar el “Seco de Chabelo”, el “Majado de Yuca” y las playas Máncora o Vichayito atrás. No fue una decisión fácil, pues también dejaba a mi familia, amigos, mascota y negocio familiar para aventurarme en una experiencia retadora y a la vez bella.

El culpable fue el amor. Dirás: ¡Ay! ¡Qué cursi suena eso! Pues, en algún momento yo también lo pensé; es más, siempre lo pensé. Historias de amor en las que uno deja todo por aquella persona que “te encontró” y de la que se enamoró perdidamente. En los tiempos que vivimos tan agitados y tecnológicos ya no se ve mucho este tipo de sucesos. Alguien alguna vez dijo: “nunca digas nunca”. Pues yo dije “nunca me iré a vivir fuera de mi país, no concibo la idea de irme”, y ahora estoy aquí en esta fascinante ciudad, totalmente enamorada de ella y claro, ¡de mi novio también!

Pero no vine sin un plan. Llegué matriculada en un máster en Gestión del Turismo Internacional, pues quería profundizar en la ciencia del turismo, y qué mejor que Barcelona, ciudad que ocupa el puesto 26 del TOP 100 de destinos urbanos del mundo según Hosteltur, con más de 5 millones de turistas internacionales que llegaron en el 2014. Sentía que tenía que aprender de su abundante oferta turística.

Poco a poco fui incursionando en ella, explorándola e introduciéndome en su cultura enriquecedora. Por cierto, el 11 de setiembre se celebra en todo Cataluña la “Diada” o el “día de Cataluña”, y es así como aquella vez cuando llegué al aeropuerto y mi novio me recogió, llegando a la ciudad vi tanta gente congregada a la altura de la avenida Meridiana y calles cerradas.

¡Todos han venido a recibirme! —pensé.

No tontita, es el día de Cataluña, no te creas —me dijo él.

Fue ahí cuando me enteré de la existencia del “independentismo” y de cuán hablado es el idioma catalán aquí (es uno de los idiomas oficiales de España) y fue ahí cuando pensé: “pues tendrás que aprenderlo en algún momento, te guste o no”. Los motivos ya los contaré en otra publicación.

Volviendo a lo nuestro, ¿qué más he aprovechado en estos 2 años? Pues ya te iré contando a lo largo de mi blog pero te adelanto: Barcelona es el punto de partida perfecto para conocer otras ciudades de España y de Europa pues no sólo cuenta con las mejores carreteras y autopistas del mundo sino también con un aeropuerto internacional (camino a ser un “hub”) y una red ferroviaria increíble. ¡Podrás conocer ciudades bellas y hasta algunas “atrapadas en la época medieval” en poco tiempo!

Eso sí, debes tener en consideración lo siguiente: ten cuidado de su “Gótico catalán”, de la arquitectura de Gaudí, de su comida mediterránea, de las callecitas del Borne, de la Barceloneta, de su vida nocturna y de su mar, pues te capturan en el mismo instante que estás cara a cara frente a ellos. Sentirás toda la creatividad de una ciudad a flor de piel y entenderás por qué “Barcelona inspira”. Fins ara!

Hace 2 años en el Tibidabo
Hace 2 años en el Tibidabo